Terman y la escala de Binet-Simon en Estados Unidos

Psicología Terman y la escala de Binet-Simon en Estados Unidos

Años más tarde, en 1916, el catedrático Lewis Terman de la Universidad de Stanford, revisa la prueba de Binet y crea la versión del test que se aplicará en todo el mundo, llamada Stanford-Binet. Sus ventas lo hacen millonario, aunque en un importante aspecto se aleja de su creador. Terman también sostiene el carácter innato de la inteligencia, al igual que Galton y Goddard. Según esta perspectiva, la genialidad es algo que se hereda, ya que está determinada genéticamente. Esta idea provoca grandes debates (que aún subsisten) entre quienes adhieren a esta concepción y quienes sostienen que son otros los factores los que la determinan. Algunas de las afirmaciones más polémicas es Terman son:

Terman y la escala de Binet-Simon en Estados Unidos Stanford-Binet Galton y Goddard carácter innato de la inteligencia
Terman y la escala de Binet-Simon en Estados Unidos

Dado que las afirmaciones de Terman acerca de la inteligencia se desprenden de los resultados de sus propias pruebas, la gravedad de sus afirmaciones se comprende cuando se analiza el test con cierto detalle: una de las preguntas para niños de ocho años dice: Una tarde, alrededor de las cinco, un grupo de chicos y chicas, vestidos con sus mejores trajes, llamaron a la puerta de la casa de Elsa. ¿Qué querían? Las siguientes respuestas son consideradas incorrectas: “Querían jugar con ella” o “Querían que ella viniera con ellos”. En cambio, se consideraban correctas “Querían jugar al teatro” o “Fueron a darle una sorpresa”. Los criterios de valoración de las respuestas son tan curiosos que muchas veces resulta difícil comprenderlos…