Los tests mentales y el ejército de los Estados Unidos

Psicología Los tests mentales y el ejército de los Estados Unidos

En 1915, un profesor de la universidad de Harvard, Robert M. Yerkes (1876-1956) tuvo una idea que lo convirtió de la noche a la mañana en comandante del Ejército: Utilizar la psicología para seleccionar reclutas. Ante la cercanía de la Primera Guerra Mundial, Yerkes, junto con Goddard y Terman, emprenden la tarea de diseñar un test que evalúe la inteligencia de los soldados. Basados en las pruebas de Binet, meses después el equipo crea el Test Alfa, para aspirantes alfabetizados, y el Test Beta, dirigido a analfabetos y no hablantes del idioma inglés. La prueba se administra a grupos numerosos, con estricto límite de tiempo y en salones grandes y ruidosos. No se permitía a los soldados hacer preguntas. La siguiente es una de las instrucciones del Test Alfa:

Los tests mentales y el ejercito de los Estados Unidos Harvard, Robert M. Yerkes Primera Guerra Mundial Test Alfa Beta
Los tests mentales y el ejercito de los Estados Unidos

Estas pruebas son administradas finalmente a 1.750.000 soldados con la finalidad de medir la capacidad intelectual innata de los candidatos. Son tests muy populares, que derivan de una gran cantidad de pruebas similares de aplicación masiva en Estados Unidos.

De esta manera, se generaliza la idea del test como aquel conjunto de actividades variadas (laberintos, preguntas de conocimiento general, etc.) que tienen respuestas cortas y directas, entendiéndose la inteligencia como la capacidad para resolver estas pruebas.